Armenia: 3116414618 - 3113055029 Bogotá: 313 757 2130 -
Economía Noviembre 20 de 2017

Preventa: el modelo favorito para comprar casa.

Tras la crisis de finales de los noventa, esta figura se ganó un espacio en el mercado edificador.

En promedio, más del 70 por ciento de las viviendas en venta en el país se están ofreciendo sobre planos.

Así lo reveló una investigación de La Galería Inmobiliaria, con corte a agosto pasado, en la cual se confirmó cómo el negocio bajo esta figura se consolidó en la lista de preferencia de los constructores y compradores. 

Para el socio fundador de la constructora Urbanum, Andrés Arango, “fue el gran aprendizaje de la crisis de finales de los noventa y un nuevo comienzo para las firmas edificadoras, debido a que tuvimos que diseñar estrategias para explicarles a los inversionistas por qué era conveniente apostarle a un negocio con el cual recibirían la vivienda al finalizar la construcción, es decir, dos o tres años después”.

Vale recordar que antes de su implementación, las empresas desarrollaban los proyectos y luego los vendían. Con la crisis, muchos se quedaron con estos construidos y tuvieron que entregarlos en dación de pago a los bancos. Hoy, solo empiezan obra cuando alcanzan el punto de equilibrio, o sea, cuando logran prevender más del 70 por ciento, en promedio, momento en el que la fiduciaria desembolsa los recursos de la cuota inicial que han entregado los clientes. 

 

La "joya de la corona"

Sobre el tema, el presidente de la constructora Apiros, Jorge Luis López, señaló que tras la debacle de finales de los noventa, “el esquema de la fiduciaria fue la ‘joya de la corona’; algo que se debe cuidar para mantener el negocio y evitar los esquemas que originaron el riesgo”.

López también destacó que otra de las grandes ventajas es que inversionistas y constructores entran en un negocio vigilado por la Superintendencia Financiera, que garantiza el cumplimiento. "Además, a los promotores nos permite desarrollar esquemas de planeación; por ejemplo, en nuestro caso el ciento por ciento de los negocios se basa en los esquemas fiduciarios y nos hemos trazado puntos de equilibrio altos, por ejemplo, del 80 por ciento". 

A esto, la Asobancaria le agrega la posibilidad de negociar el precio con el vendedor desde el comienzo. Es decir, se mantiene hasta cuando la vivienda está construida y lista para entregarse; sin embargo, al concluir la obra, el valor comercial del inmueble generalmente se ha incrementado, obteniendo así una ganancia por la valorización.

En este punto, es importante retomar unas precisiones del BBVA Research reveladas en una edición reciente de esta sección sobre la importancia de que los constructores ampliaran el lapso de tiempo para cancelar la inicial, decisión cuyos antecedentes datan del 2014, cuando los precios del petróleo cayeron y la demanda de vivienda se deterioró. 

A este panorama se sumó el ciclo restrictivo de la política monetaria y el incremento de la inflación, que, precisamente, determinaron el manetnimiento de más plazos. Y es que de vender el 12 por ciento de un proyecto en el primer mes de salir al mercado en el 2015, se pasó a 9 por ciento, actualmente; incluso, mientras que en el cuarto mes se había comercializado el 51 por ciento, ahora se llega a un 44 por ciento de ventas. 

Así está la comercialización de vivienda nueva en el país, algo golpeada por la desaceleración, pero blindada, de alguna forma, por medidas como la preventa, a la que se le suman el subsidio a la tasa y el interés más bajo que ofrecen los bancos.

 

Constructores aprendieron y compradores ganaron. 

Andrés Arango, socio fundador de la constructora Urbanum, identificó otros aspectos que los oferentes de vivienda tuvieron que reforzar a la hora de comercializar sobre planos.

-Fue clave aprender a graficar la forma de vender, por ejemplo, a través de renders.

-Otro reto ha sido el de cumplir con lo que se promete en esa oferta gráfica inicial.

-La ley también ha avanzado. Por ejemplo, el Estatuto del Consumidor obliga a ser más precisos, por ejemplo, en planimetrías y otros aspectos para que no haya sorpresas ni publicidad engañosa.

-Así, a la hora de escriturar hay menos riesgos.

 

TOMADO DE: EL TIEMPO 


©2018 marquezyfajardo.com | todos los derechos reservados
keopRhiss.net